El Madrid, un club de mentira

2014071922061666155

“El Real Madrid siempre fue el equipo del régimen”, “Franco le robó a Di Stéfano al Barcelona para que jugase en su equipo”, “El Real Madrid ganó las cinco primeras Copas de Europa porque ese torneo lo creó Franco para que lo levantasen ellos” o “Barcelona y Atlético de Madrid no ganaron nada durante el Franquismo porque estuvieron siempre perseguidos” son algunas de los mitos falsos recurrentes que se suelen oír en los debates futboleros de la calle. El problema es que el desconocimiento general del tema ha hecho que muchos profesionales del deporte o de los medios de comunicación se crean muchas leyendas urbanas.

El Barcelona se dio cuenta de que la propaganda era un instrumento para conseguir una mejor imagen del club

Los perdedores siempre tienen que buscar alguna excusa para justificar sus derrotas inexplicables. El todopoderoso Real Madrid de Florentino Pérez que alardeaba de gastar más que nadie en fichajes tuvo que hablar del ‘Villarato’ para menospreciar los triunfos del Barça de Guardiola, pero este tipo de propaganda deportiva no es nueva en la historia del fútbol. El Barcelona montó una auténtica teoría de la conspiración para justificar que un club menor como el Real Madrid le arrebatase la supremacía en España a mediados de los 50.

“Al menos hay tres catedráticos de Barcelona que son historiadores oficiales del club. El Barcelona se dio cuenta de que la propaganda era un instrumento para conseguir una mejor imagen del club, y el Barça ha ganado con eso al Madrid por goleada. El Madrid no tiene discurso. Nunca se defendió del producto que los historiadores catalanes organizaron en Barcelona intentando demostrar que los goles los marcaba Franco. Han contado la mentira del fichaje de Di Stéfano, esta es una de las mentiras más increíbles que uno ha visto, de verdad es algo que no se sostiene”, contó el catedrático de historia de la Universidad Carlos III de Madrid Ángel Bahamonde en una entrevista a El Vestuario.

Por eso, si recapitulamos nos encontramos con que el Madrid era el equipo con más proyección durante la Segunda República. El Barça se encontraba inmerso en una crisis interna y el conjunto merengue ganó dos Ligas y dos Copas en ese periodo histórico. Sin embargo, con el triunfo del Franquismo la estabilidad llegó al Barça. El régimen se encargó de poner a gente afín en las directivas de todos los clubes españoles y la lucha interna se terminó en la institución culé.

El Gobierno franquista intervino de una forma más directa en el fichaje de Kubala

Los de azulgrana recuperaron su grandeza en los primeros años del Franquismo. Ganaron cinco Ligas y cuatro Copas desde 1939 hasta el fichaje de Di Stéfano en 1953, mientras que el Real Madrid solo levantó dos Copas en ese mismo periodo. De hecho, gran parte del éxito del Barça se debió al fichaje de Kubala donde el Gobierno franquista tuvo una intervención mucho más decisiva que en el ‘caso Di Stéfano’. El régimen quería presumir del trato que les daba a los jugadores del este y ponía a trabajar a su maquinaria propagandística alrededor de ellos. Supuestamente, acogía a hombres pobres y les daba oportunidades en los mejores clubes españoles. De eso se favorecieron el Barça y otros equipos a la hora de conseguir documentación y nacionalizaciones rápidas. Pero otros equipos teóricamente menos afines al régimen que el Real Madrid también consiguieron éxitos mayores en esos primeros años franquistas. El Atlético de Madrid ganó cuatro Ligas y el Athletic de Bilbao una Liga y cuatro Copas.

Franco simpatizaba con el Atlético Aviación

Sin embargo, el fichaje más polémico de la historia lo cambió todo. Resumiendo mucho la historia, el Pacto de Lima había permitido que Di Stéfano jugase para Millonarios hasta 1955, pero el jugador se declaró en rebeldía a comienzos de 1953. El Barça fichó al jugador a River Plate, el club con el que ‘la Saeta’ tenía que jugar en la segunda mitad de la década, pero se negó a pagar lo que le pedía el club colombiano por sus derechos hasta esa temporada. Saporta y Bernabéu sí le pagaron al equipo colombiano lo que pedía y entonces la FIFA entró en acción. Según explica el historiador Bernardo Salazar en un artículo publicado por As, el máximo organismo del fútbol mundial designó como mediador a Armando Muñoz Calero, ex presidente de la Federación Española de Fútbol, y se acordó que el que después se convertiría en el mejor jugador de la historia del fútbol jugaría dos años de blanco y otros dos de azulgrana.

De momento, no se ve ninguna mano negra, pero seguía existiendo el grave inconveniente de la prohibición del fichaje de extranjeros desde el día 24 de agosto anterior. Por eso, la Delegación Nacional de Deportes publicó una norma que decía que los jugadores que estuvieran en trámite de gestión con anterioridad sí podrían ser inscritos con posterioridad a esa fecha. Algo que no perjudicaba ni al Barcelona ni al Real Madrid. “Esta fue en todo este asunto la única intervención del centralismo franquista”, asegura este historiador que siempre ha sido colchonero confeso. Después, el Barça terminó vendiendo su parte al Real Madrid porque era demasiado grande como para compartir a un jugador.

Por su parte, el historiador especializado en el F.C. Barcelona Ángel Iturriaga coincide en la versión oficial, pero también cuenta a ESTRELLA DIGITAL el discurso en el que se escudan algunos medios culés. “El presidente del Barça, que era un importante empresario del sector textil barcelonés, tenía que recibir la cuota anual para poder sacar la cantidad de negocio que podía exportar al año. Se cuenta que el presidente fue presionado en aquel momento y que terminó negociando a los derechos sobre el jugador, pero de eso no existe una documentación que lo atestigüe”.

Franco utilizó al Real Madrid

Sin embargo, este mismo historiador rechaza de pleno la idea de que el dictador fuera madridista: “Franco antes de Di Stéfano no le hizo ningún favor al Real Madrid. Franco en un principio era un hombre que no estaba nada interesado en el fútbol. Cuando el fútbol se convirtió en un deporte de masas sí se empezó a aficionar. En la Postguerra, Franco el único equipo al que animaba era al Atlético Aviación, lo que es ahora el Atlético de Madrid, porque era un equipo que surgió de la unión del Athletic Club de Madrid y el Aviación Nacional. Al ser un equipo militar era al que animaba y de hecho ganó las dos primeras Ligas de la Postguerra”.

Asimismo, Ángel Iturriaga tiene muy claro que el único interés de Franco fue utilizar al Real Madrid para su beneficio propio: “Una vez que llegó Di Stéfano, el Real Madrid empezó a ganar Copas de Europa y Franco empezó a utilizar los triunfos en ese torneo para mejorar la imagen del régimen a nivel internacional. Después de los triunfos en Europa el Franquismo sí pudo beneficiar al Real Madrid por intereses propagandísticos, pero no porque Franco fuera madridista. Hay casos de arbitraje excesivamente flagrantes a lo largo de la Historia, aunque tampoco era algo tan clamoroso como lo de Ceaușescu y el Steaua. No vas a encontrar documentación sobre eso, pero los reales colegios de árbitros estaban dirigidos por gente que había estado adscrita al madridismo”, cuenta el autor del Diccionario de jugadores del FC Barcelona y otras obras de referencia para los barcelonistas.

Por último, Iturriaga dejó claro que los favores de los gobiernos en forma de operación urbanística no son nada nuevo. “Durante el Franquismo hubo beneficios a la hora de reutilizar solares.  El caso del Barça es muy claro con los terrenos del Camp Nou. Favores recibieron todos porque el fútbol se utilizó con valor propagandístico”

Todos los grandes clubes fueron beneficiados por el Régimen

No obstante, parece que la idea de un Franco madridista ha traspasado las fronteras de España, pero eso también tiene una sencilla explicación. Sir Alex Ferguson acusó al Madrid de ser un equipo que ha llegado a la elite del fútbol gracias al Franqismo y el New York Times público algo todavía más llamativo en la previa de la última final de Champions. El rotativo americano quiso explicar el éxito español diciendo que “Real Madrid y Atlético obtuvieron el favor de Franco en su momento”.

La propaganda ha llegado a otros países porque algunas personalidades catalanas se han encargado de difundirla. “Esa idea de que el Madrid ha ganado tanto por Franco viene a través de la prensa francesa; es que el Barcelona trabajó mucho en Francia esa idea. El Barcelona mantuvo una estrategia muy clara, tenía que explicar algo inexplicable, sus fracasos históricos tan enormes, y para ello lo que el Barcelona hizo fue buscar lo fácil, lo que está haciendo el nacionalismo catalán hoy en día, el enemigo exterior. Siempre el enemigo exterior une mucho, hay un enemigo exterior que nos impide ser grandes, y los historiadores de cámara del Barcelona  trabajaron en España, sobre todo con la guía de Vázquez Montalbán. Este personaje es decisivo. El primer escrito que dice que el Madrid es el equipo del Régimen es de Vázquez Montalbán a finales de los 60. Todo esto se fabrica a  finales de los 60 y en los 70, y ya en los 80 explota esta explicación que le viene muy bien al Barça”, contaba Ángel Bahamonde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s